miércoles, junio 22, 2011




No suelo tener problemas con escuchar lo que la mayoría de las personas tienen para decir, pero simplemente no puedo encontrar la paz mental necesaria para hacer oídos sordos a diversos tipos de cuestionamientos encubiertos (sobre como vivo, que me hace bien/mal, que creo y si soy feliz entre otros clásicos...); supongo que mi malestar va mas allá de ser simplemente generado por un puñado de palabras desperdigadas por la atmósfera.. sino que no puedo comprender porque, si bien en mis intenciones no esta herir sensibilidades ajenas, las demás intenciones opinan totalmente lo contrario hacia mi persona.
Lo se, esto suena a mas de lo mismo... "una persona quejosa que no sabe que mas hacer de la vida que quejarse.." sin embargo, lo cierto es que no me quejo de la vida, amo vivir... pero odio vivir en forma de ser humano con muchos humanoides mas dándome vueltas.. es un tanto complejo nuestro cerebro, y al parecer me gustan las cosas simples... maldita disyuntiva.

5 comentarios:

Nora Des La Mort dijo...

:0

(Así como la carita de tu caja de comentarios)

"Precisamente el absurdo rige nuestras vidas y no escapamos" (Samuel Beckett).

Saludirijillos.

Clementina dijo...

:)

Srta. Doppelganger dijo...

Creo que esa simplicidad de la que hablas se le conoce como "bendita ignorancia". La complejidad del ser humano es inherente a su racionalidad y su funcionalidad sistémica como sociedad (ya sabes: status, roles, relaciones simétricas-asimétricas, etc), y por qué es eso relevante?, porque uno es lo que es en virtud de lo que no es el otro. De hecho, creo que si no viviéramos en sociedad nuestra capacidad intelectual no se hubiese desarrollado tan exponencialmente como lo hizo (mmm... ¿positivismo?)

Para variar no tengo punto, pero, sí la gente es una joda. Gran verdad universal. Fin.

Cuídate mucho ;)
Bye

Clementina dijo...

entiendo, solo que siento que quizá el hecho de vivir en sociedad solo agravo nuestra condición compleja. De todas maneras últimamente ando con "tintas" negativas, así que cualquier cosa que salga de mi va a estar exponencialmente escupida con un sabor rancio bastante particular..

Realmente soy un manojo de palabras sin sentido, me asusta el poder de afirmación que tiene el lenguaje.
:/

cuídate mucho también ,)

Sheena. dijo...

Queeejate mujer. Hace saber tu odio? haha un besote enorme!